Arancini di riso

Arancini di riso

El manjar siciliano

Viajar a Italia también es hacerlo a través del paladar.

Si además lo haces compartiendo las costumbres más italianas, entonces podrás embriagarte de la verdadera experiencia de viajar con los cinco sentidos.

Si tu viaje te lleva al sur de Italia y más concretamente a Sicilia, el paisaje y el carácter de los sicilianos no será lo único que te sorprenda. Y es que en esta bella zona italiana son amantes de la street food, un estilo culinario en el que las pequeñas bolas de arroz fritas son las estrellas.

Al igual que sucede con las croquetas españolas, puedes encontrar arancini en bares, puestos callejeros y hasta en los establecimientos sicilianos más populares. Pero, los mejores arancini suelen ser los que hacen las madres y abuelas en cada hogar de la isla.

arancini-2 Arancini di riso

Su historia

La historia de los arancini sicilianos podemos encontrarla en la llegada de los árabes en el siglo IX a la península italiana. En aquella época, los otomanos introdujeron en Sicilia sus tradiciones y comidas, entre ellas las porciones de arroz a las que les añadían en su interior carne de cordero sazonada con hierbas, especias y azafrán. Su tamaño y color, debido al empleo del azafrán en su elaboración, recuerda al de una pequeña naranja (arancia, en italiano), de ahí su nombre. En Catania, sin embargo, en vez de forma redondeada clásica, tienen forma cónica. También puedes encontrar arancili rellenos de atún, ragú de buey o de ternera, verduras o setas. Sin olvidarnos del tomate y de la mozzarella.

Los arancini son el orgullo de la cocina siciliana

El bocado perfecto para cualquier hora del día. Acompañadas con un buen vermut durante el aperitivo, como entrante en nuestro menú o para saciar el apetito a media tarde con una cerveza bien fría. Estas sabrosas y suaves bolas son el mejor plan para compartir con amigos o familiares.

Rober Arancini di riso

En Al Boccalino, fieles a nuestras raíces y siguiendo los consejos que su abuela le indicaba a Roberto cuando aún era niño, seguimos haciendo los arancini al estilo más puro y tradicional para acercarte a Gijón el bocado más preciado de la cocina siciliana.

Valoramos tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *